Tulipán

Ser perla herida de amor Tulipán
encumbrado, encumbrado, augurando los grupos del mar
caminando en dos sonidos tiñendo de otro
parecido a un algodón de gloria

Impensadamente Tulipán juerguea
Detrás hay una manta de mancha blanca zig-zag
embrocada en medio del croché del sí-no
Cae en cuenta                  y temeabraza casi en piel
Y su anaranjado incendia también                 claro
Se bicruza el fundamente y recolectan peciolos
Pistilos      estambres       traquetean        ramitas
Por el vigor de los brazos en cofre que savia hecha vital

Tulipán abre senda                        dos y dos
Bobinando encendiendo flores            el bramido del sol
Tulipán implora aire pulido aliento finalmente colmar
Mi                              descubierto junto a
Nos sustentamos por aquello refrescante y           rendimos

Llega luz de muertos y queda sólo la cabeza creadora
que cava                            llegar el nuevo verano.

J. Séguel

Nacido quién sabe dónde en 1997, supo desde muy pequeño que su vida estaría ligada a las letras, artes y humanidades. A veces, llevado por las ínfulas de escritor y poeta, toma el nombre de J. Séguel, escribiendo sus creaciones en su cuaderno literario www.versosgordos.wordpress.com Ahora estudia Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid, caminando entre las academias y sus ideas. Ahí fue donde se encontró con otros cronopios, como diría aquel autor argentino, dando lugar a este maravilloso proyecto llamado En plan culto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.