Finales felices

 

Existen.

De cuentos viejos de madrastras malvadas.

De viajes grabados en las plantas de los pies.

De vasos vacíos.

¿Existen?

¿De espinas que se clavan?

¿De Caperucitas tristes que buscan el camino?

¿De vasos vacíos?

No existen.

De otoños grises de autopista.

De camas vacantes.

De vasos vacíos.

 

 

One Reply to “Finales felices”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *