Que si llega

Que nunca llegue el Otoño
donde en espiral se ovillan las espigas
donde tiñe de blanco la nube
piel      cuerpo        color
Tegumento afrisado de membrillo ya no se puede
Que pase rápido si llega

Pero que no llegue el Otoño
Petricor añil y gris
vapor que ahuma la memoria
Petricor de los ojos marrones sin cielo
riachuelo que en el labio desemboca
Que rápido pase si llega

Pero que el Otoño nunca llegue
porque la primavera amó las lluvias secas
y el verano sólo fue un amor de verano
porque el níspero amarillo sabe a verde higo
y el verano sólo fue una sandía enorme derretida
Rápido si llega que pase

Pero el Otoño siempre llega
y el sol se vuelve suave por él.
Que no llegue. Es de verso corto.
Yo                     de                            palabras                       largas.
Que si llega pase rápido,
pero para mí solo.
Que si llega,
el tiempo mire a otro lado avergonzado
y níspero e higo vuelvan.

Que el Otoño siempre llega.
Que pase lento si llega.

J. Séguel

Nacido quién sabe dónde en 1997, supo desde muy pequeño que su vida estaría ligada a las letras, artes y humanidades. A veces, llevado por las ínfulas de escritor y poeta, toma el nombre de J. Séguel, escribiendo sus creaciones en su cuaderno literario www.versosgordos.wordpress.com Ahora estudia Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid, caminando entre las academias y sus ideas. Ahí fue donde se encontró con otros cronopios, como diría aquel autor argentino, dando lugar a este maravilloso proyecto llamado En plan culto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *