Humilde opinión: Para desgarrarse por dentro, Laura Navarrete

Título: Para desgarrarse por dentro

Autor: Laura Navarrete Puerto

Editorial: Grafimedia Producciones, S.L.

Precio: 10€

Nº de páginas: 110

ISBN: 978-84-697-5814-4

 

Laura Navarrete, estudiante madrileña del grado de Lenguas modernas y sus literaturas en la Universidad Complutense de Madrid, ha sacado su primer libro de poesía titulado Para desgarrarse por dentro. Poeta que poco a poco va saliendo de la crisálida creativa y va construyéndose a sí misma con cada poema y escrito que deja al mundo.

El libro no recoge páginas en su interior simplemente, sino que contiene una gran razón por la que existir y deleitar al lector. Es un regalo simbólico y eterno a una gran amiga de la autora la cual encontró la desagradable meta de la vida antes de tiempo. Por lo tanto, es un libro escrito desde las llagas de un corazón decepcionado por la realidad, un corazón desgarrado que, sin embargo, nos deja descubrir luz entre sus grietas. Esto influye incluso en la estructura del poemario: se divide en cuatro partes, con un aire único y diferenciador cada una, y cada parte la comienza un poema dedicado a la razón del libro, a la querida Carolina. Esta disposición destruye completamente cualquier hilo monótono que pudiera surgir ya que constantemente nos recuerda el título del libro, como si de un encefalograma se tratase, la línea titubeante se alza a lo más alto y nos encoje el corazón con el primer poema de cada parte eliminando cualquier tranquilidad emocional al lector. En estos poemas podemos ver en el interior de Laura esa admiración incondicional por Carolina, el amor más puro que alguien pueda encontrar gracias a la confianza y al apoyo, una admiración digna de dioses dotada, incluso, de una envidia dulce y sana, una envidia de luz hacia su persona.

En Para desgarrarse por dentro nos encontramos con una poesía cercana, poesía de lo cotidiano, de lo mundano y humano, poesía del alma y de lo que esta es capaz de percibir. Es una poesía con gusto por la naturaleza y por lo pequeño de la vida que tanto brilla a nuestro alrededor y, además, una poesía sensual, que no sexual. En su mayoría, hay poemas en los que advertimos cierta autobiografía. Laura abre su desgarrado corazón para el lector sin miramientos ni prejuicios, se desnuda completamente a su público dejándole entrar a la exposición de su interior donde cuelgan cuadros parisinos y galopan caballos lorquianos entre tulipanes y cristales rotos. Crea una especie de pacto de confianza y humildad con el lector por el que este tiene el derecho de deambular entre sus sentimientos, pero con la empatía y la paz por bandera. También se pueden observar pinceladas de reflexiones sobre la literatura, la música, el teatro e incluso sobre la humanidad y la existencia humana.

En su estilo de escritura vemos un gusto por las oposiciones sobre todo de carácter semántico, mucho uso de la alegoría y de las metáforas que, aunque puedan resultar sencillas, logran una intensidad capaz de sorprender, y también un juego constante con el simbolismo proporcionando a los poemas una envolvente subjetividad. Utiliza, en muchas ocasiones, el lenguaje de la imaginación por el que parece que las palabras vuelan en el espacio y nos invitan a formar parte de un baile de ideas y sentimientos.

Con todo ello, en el poemario, Laura se nos presenta como una poeta humilde que describe lo bello y admira el mundo y su propia realidad. Una poeta un tanto vulnerable, pero, sin embargo, reina de sí misma capaz de mostrarnos sus lágrimas pero también su voz airada gritando a la vida con ansias de revolución y de evolución.

Estoy seguro de que nos encontramos ante una escritora con la sensibilidad necesaria para atraparnos en su pequeño mundo donde nos anima a dejarnos llevar por el cauce de su poesía. Por lo que desde aquí invito a leerla y a abrazar su interior, que su voz cálida y sensual, que no sexual, y sus manos volátiles y hechiceras tienen el don de revivir las flores cortadas y eso es algo que no podemos dejar escapar.

Iván Toledo

Nacido en Vallecas allá por el 97, estudia ahora Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid. Bajo sus negras ropas se encuentran ideas románticas, apasionadas y brillantes. Tanto es así, que una de ellas fue iniciar este gran proyecto llamado En plan culto. Con mucha energía y con el sentido del humor que le caracteriza dirige los departamentos de Pensamiento y de Humor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *