Dos poemas para octubre

CRÓNICAS DE UN DÍA DE SEPTIEMBRE

Fue un día más que memorable.
La tarde, rápida y sin pulso,
se deslizaba entre las calles y las gentes,
entre las terrazas y las copas…

Y ahí estabas tú, a mi lado,
en medio de la vida que atesoran tus palabras,
pensando quizá en algún futuro
menos agrio que el presente…

Yo, postrado, te miraba con ojos tímidos
y temblorosa voz, queriendo buscar
una respuesta dulce a nuestro encuentro…

Desde entonces pasan los días de este otoño
como lágrimas de tiempo y desmemoria;
y tú sigues ahí sentada, en mis recuerdos,
tan excelsa y distante que a cada lado
me persigue tu espejismo, tu silencio…

CUESTIÓN NO RESPONDIDA

¿Qué importancia tiene un ínfimo Ser
en este eterno mar de estrellas y vacío?
¿Qué importancia aguarda en su existencia?

Si hay tantos y tantos Seres
que el número acaricia el infinito,
si todos son perecederos y perecen…

¿Qué importancia tiene un único Ser?

Sus sentimientos, sus vivencias,
sus recuerdos, sus poemas…
¿Acaso no son nada?

Diego Godián

Alumno de Filología Hispánica. "Me verás partir con dos versos bajo el alma, me verás morir sobre un poema que no es mío".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *