Arte moderno

Algunos le ponen

nombre de mujer y esperan

que se sientan halagadas.

Se creen dioses

y se visten de dioses

de pacotilla

que destruyen todo

lo que tocan.

Papá se lo llama al baile,

mamá: ay hija yo qué se, mientras canta su melodía favorita.

¿A quién más preguntar

por la definición del ente

existente pero no presente?

Hay seres en la calle que lo hacen

junto a un sombrero

en el que les caen desprecio y un par de monedas

de céntimo.

Hay otros que, sin sombrero a los pies,

crean y piden a cambio

mientras reciben miles de

¿De verdad me vas a pedir dinero por un

Dibujo/texto/coreografía/TRABAJO?

Hay quien lo hizo sin pensar en él

y se convirtió en historia (del arte);

mientras otros se recrearon en su nombre

y no fueron considerados verdaderos,

porque siempre es difícil

superar las expectativas

de quien no lo hace, lo ve y lo evalúa.

¿Yo? ¿Qué hago aquí?

Escribo, quizás,

para:

– responder como mamá y papá,

– ser mujer creadora de ello con nombre de mujer

– ser criticada en su nombre, sus expectativas y sus límites establecidos

(por otros).

¿Tú¿ ¿Qué haces aquí?

Lees, quizás

para evaluar y llamar antiarte

a la propia definición del arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *